El iceberg

 

13769436_1641552942829996_1708692756152229430_n
 

Pongo mis poemas en un plato a enfriar

Allí nadie los ve

Tapados con una manta

No se le paran las moscas

Es domingo

Y trato de ser amable

Pero a nadie le interesa

¿Así que para que me esfuerzo?

Una vez escribí un poema de

una niña violada

masacrada por una lengua

Terminaba entendiendo la tragedia

como algo que debía aceptar

Al leer el poema

me dijeron que mis letras

se parecían a las de una mujer

que siempre que me ve

voltea hacia otro lado

como si la fuera a infectar de algo

También me dijeron

que las personas

no voltean a otro lugar

que las personas tienen su propia vida

y que yo lo imagino todo

 

Puede ser

 

Mientras, mi poesía se enfría

Se enfrían mis dedos

Ahora todo parece un iceberg

Ya ni sé para qué sirvo

Más que para dormir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s