Pequeña oración al dios azul de la poesía

16403378_1338394899558773_112084720343061886_o.jpg

 

He descubierto que en el poema siempre hay algo de futuro

un incierto acuerdo con el presente que aún no sucede

Le he dicho al lenguaje:

 

Deja

en paz

mi vida

 

Oración    

 

Ficción enternece mi desidia

Ficción turbia ficción apiádate de mi soledad

de mi indomable soledad

de las ganas que tengo de no ensuciar lo rojo

Esa llama rojita que late dentro de mí

Ficción hazme tuya

como yo te hice mía

No me dejes ir

Venga en mí tu reino

Ficción apiádate de mi

 

Fin de la oración

 

Quiero escribir un poema de algo que yo llamo amor

 

El amor es una luciérnaga

las luciérnagas van a morir a la luz

Son bichos que vuelan directo a la luz

Es así como mueren

Suicidas y torpes

El amor no puede ser eso

El amor no desaparece

 

No el amor en definitiva no es una luciérnaga

 

El amor es el cuervo

 

El amor se come a los muertos

y es grande y viril

Y da miedo

 

El amor es un pájaro

El pájaro mas importante

El amor no es un pájaro azul

Bukowski estaba equivocado

 

Otra vez me auto saboteo

E s t o y

b i e n

No ves que estoy bien dios azul

que estaba tratando de hacerlo bien

Oración

 

Ficción enternece mi desidia

Ficción turbia ficción apiádate de mi soledad

de mi indomable soledad

de las ganas que tengo de no ensuciar lo rojo

Esa llama rojita que late dentro de mi

Ficción hazme tuya

como yo te hice mía

No me dejes ir

Venga en mi tu reino

Ficción apiádate de mi

(Bis)

Dios

Pequeño dios azul

Estaba oyendo suaves trompetas en los lugares donde había música

Sí ahora sí las oigo

No estoy confundiéndolo todo

 

Mis oídos oyen la música donde existe la música

 

Aquí

hay

música

 

Suenan suaves trompetas

Tararean en mi oído una canción interminable

 

Pero sigo reclamando lugares que me corresponden

como ataúdes

Hablando en torno de la abstracción y la ausencia

No se escribir sin pensar que algo malo pasara

O que todo acabara

Me gusta sufrir con las palabras

es la verdad

 

Tal vez no he leído demasiado a Rimbaud

pero entiendo la marca de quien ha querido

transformar su vida en poema

 

Y ha terminado haciendo del poema la vida misma

Sin siquiera darse cuenta

 

Por favor no lo hagas

por lo que más quieras

NO LO HAGAS

 

Déjame ser feliz en el poema dios azul

Solo se escribir de ausencias

de desesperanzas

de lugares a los que vuelvo para sangrar

Porque la poesía es un puño

Y el amor

l’ amour mon cherri

(me vuelvo ridícula

es que quiero ser ridícula

por favor déjame ser ridícula)

El amor es una bestia de miel

que se derrite en mi lengua

El amor prepara un combate

 

Quiero

combatir

con valentía 

 

Guerrera de trenzas largas

Guerrera post moderna que compite contra su propia voz

Guerrera que sonríe con la sonrisa estoica de quien sabe que ganara

tan grande que ilumina en la penumbra la cara del oponente

Yo quiero que el poema sea esa sonrisa

esa valentía

el hambre de lucha

la absurda simpatía por el peligro

 

Yo quiero que el poema

Sea el blanco de mis ojos abiertos

como lámparas de neón

en el ring

Yo quiero que mi amor sea mis ojos iluminando el ring

Yo quiero que el poema sean mis ojos iluminando el ring

 

Las voces del público

diciendo entre murmullos

sin siquiera haber comenzado a pelear

que seré la ganadora

Yo quiero que el poema sea eso

algo que muera

iluminándolo todo

 

o algo que nunca muera

Yo quiero que el amor se convierte en este poema.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s